Destinatario

Estas son sólo notas de olvido, recibos injustificados, cartas de silencio y telegramas melancólicos que una mujer de vena negra escribió.

sábado, 5 de enero de 2013

Yo no sé querer


La sinfonía se escribe a las tres de la mañana,
mis cariños son un veneno en sereno
que emana la vida el desgraciado recuerdo
y la cicatriz fina que se abre en la madrugada.

Es esa mi voz que tiene todo para morirse,
desvanecerse con la suciedad de las ventanas,
con los amores de tabaco y de cóctel
que jamas se redimen y siempre se delatan.

Es ese mi cariño que no existe ni dentro mío,
que se esfuma cuando parece pertenecer
al corazón de alguien con un gran querer
pero que jamás podrá tolerar mis desvíos.

Porque estoy chueca, torcida, arruinada e inverosímil,
porque saben a podredumbre mis palabras
y la armonía es la mejor ilusión de mis mañanas
pero la ira está carcomiéndome, me carcome y no puedo.

Yo no sé querer por bien ni por mal,
no sé querer de mis experiencias
ni de mi propia felicidad,
sólo sé querer  en la medida que no sufra de más...
¿Así me querrás?  

6 comentarios:

  1. Yo asi te quiero :)

    "con los amores de tabaco y de cóctel
    que jamas se redimen y siempre se delatan"

    Esa me encanto!

    ResponderEliminar
  2. Hay que querer querer, pues si no, pues qué queremos entonces??

    Saludos y letras, un gusto volver a estos lares blogueros, Cecy

    ResponderEliminar
  3. "Yo no sé querer por bien ni por mal,
    no sé querer de mis experiencias
    ni de mi propia felicidad,
    sólo sé querer en la medida que no sufra de más...
    ¿Así me querrás? " reflejando completamente(y a mi parecer) el temor a ser traicionada de nuevo...me encanto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quincey Glam, gracias, probablemente así sea :)

      Eliminar

En mi tiempo libre y no libre escribo, toda ventana aquí esta dispuesta a tus comentarios, comparto mis ideas, comparte tu opinión ;-)