Destinatario

Estas son sólo notas de olvido, recibos injustificados, cartas de silencio y telegramas melancólicos que una mujer de vena negra escribió.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Porque es así


Te ame tanto que contrario a mis ideas sufrí mucho
creyendo que aprendería a amarte así.
Te ame tanto que te deje ir para que fueras felíz
y no un presionero de mi carcel de celos.
Te ame tanto que decidí no luchar por tí,
no querías ser salvado.
Te ame tanto que núnca te olvidé,
y sin embargo lo sigo intentando.
Te ame tanto que soy felíz libre,
y al final solitaria como vine.
Te ame tanto que dí todo de mí
sin recibir nada a cambio.
Te ame tanto que no te dí nada de mi alma,
por temor a que no fueras el indicado.
Te ame tanto que amarte más ya no sucede,
pero poder amarte menos surge de vez en cuando.
Te ame tanto que puedo seguir sabiendo que no te necesito,
y engañarme porque resulta que sí.
Te amo tanto que yo arrastro con tu pasado y tu presente,
y este peso no me deja aspirar al futuro.
Te ame y te amo tanto que te pido que me dejes,
aunque me escuches diciendolo en llanto.

1 comentario:

  1. mui bonito cecii !!!
    me gusto mucho :)
    sarahigr

    ResponderEliminar

En mi tiempo libre y no libre escribo, toda ventana aquí esta dispuesta a tus comentarios, comparto mis ideas, comparte tu opinión ;-)