Destinatario

Estas son sólo notas de olvido, recibos injustificados, cartas de silencio y telegramas melancólicos que una mujer de vena negra escribió.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Empecé


Empecé pretendiendo que no te amaba
y te amé
Empecé pretendiendo no pensar en ti
y cada día te pensé
Empecé a pretender que era casualidad
y te volviste mi destino
Empecé queriendo pretender que no te iba a besar
y me besaste
Empecé pretendiendo que te iba a olvidar
y nunca te olvidé
Terminé viéndote siempre a los ojos y ahora
cada día estas más lejos perdiéndote en el horizonte...

2 comentarios:

En mi tiempo libre y no libre escribo, toda ventana aquí esta dispuesta a tus comentarios, comparto mis ideas, comparte tu opinión ;-)